• Estilos Maternity
  • Estilos Maternity
  • Estilos Maternity
  • Estilos Maternity
  • Estilos Maternity
  • Estilos Maternity

Catálogo

nuestros consejos
siguenos en Facebook Siguenos En twitter



¿Podré seguir dándole el pecho a mi bebé cuando regrese al trabajo?

ropa interiorSí puedes. Si vives cerca de tu trabajo o tu empresa tiene una guardería (o ésta se encuentra cerca de tu trabajo), podrías amamantar a tu bebé durante tus ratos de descanso. Si esto no es posible, hay otras dos opciones:

Opción número 1: Puedes mantener tu producción de leche usando un extractor de leche materna eléctrico automático de alta calidad para sacarte la leche durante el horario de trabajo. Guarda la leche que te saques para que la persona que cuide a tu bebé se la dé. También puedes suplementar su alimentación con leche de fórmula si no produces suficiente leche. Y podrás seguir amamantando a tu bebé cuando no estés trabajando.

Opción número 2: Si no puedes o no quieres sacarte leche en el trabajo, puedes ir reemplazando gradualmente las tomas del día con leche de fórmula antes de regresar al trabajo y seguir dándole el pecho a tu bebé por las mañanas, cuando regreses a casa por la tarde, y por las noches. Recuerda, sin embargo, que cuando dejas de amamantar o extraerte leche durante el día, dejas de estimular tu producción de leche.

¿Cuáles son las ventajas de sacarme leche en el trabajo?

ropa interiorSi te extraes leche durante tu jornada de trabajo, estimularás tu producción y seguirás teniendo leche suficiente para amamantar a tu bebé cuando estés con él. Otro beneficio es que al recolectar tu leche en el trabajo tu bebé seguirá disfrutando de las ventajas nutricionales y de salud de la leche materna, aun cuando no estés presente. Al extraerte la leche sabrás que estás haciendo algo importante para tu bebé y te sentirás más conectada a él durante las horas de trabajo.

Además ahorrarás dinero ya que no tendrás que comprar fórmula (o tal vez sí compres, pero en menor cantidad). Y es probable que faltes menos a tu trabajo ya que los bebés que se alimentan con leche materna tienen un 50 por ciento menos probabilidad de enfermarse durante el primer año de vida, que los pequeños que toman fórmula.

Una de las cosas más bonitas de seguir extrayéndote leche en el trabajo es poder llegar a casa y darle el pecho a tu bebé. Puedes acurrucarte con él inmediatamente, reconectarte con tu pequeño y ofrecerle algo que nadie más puede darle.

Para cerciorarte de que tu bebé quiera mamar cuando llegues del trabajo, pídele a la persona que lo cuide que no lo alimente durante la última hora antes de que llegues a casa, o que sólo le dé lo suficiente para quitarle un poquito el hambre. Así tu bebé y tú aguardarán ansiosamente ese cariñoso reencuentro diario.

¿Con qué frecuencia debo extraerme la leche?

ropa interiorLo ideal es que te saques la leche cada dos o tres horas. Con esto lograrás producir toda la leche que tu bebé necesita mientras no estás en casa y mantener una buena producción de leche para que puedas seguir amamantando a tu bebé por las mañanas, noches, y los fines de semana.

¿Cómo debo guardar la leche en el trabajo?

Extrae la leche directamente en recipientes de recolección de vidrio o plástico, o en bolsitas de plástico hechas especialmente para ello. Deja un espacio libre en las botellas o bolsas para que la leche pueda expandirse si la vas a congelar.

Anota tu nombre y la fecha en las botellas o bolsas para usar primero las más antiguas. Mientras estés en el trabajo, guárdalas en el refrigerador o en una bolsa térmica. Puedes mantener la leche fresca en una bolsa térmica con hielo un máximo de 24 horas. Usa la bolsa térmica para llevarte la leche a casa.

¿Debo contarles a mis colegas que me estoy extrayendo leche en el trabajo?

El respaldo de los demás es la clave del éxito. Si conoces a otras madres que están amamantando y extrayéndose leche en el trabajo, o que lo han hecho en el pasado, pídeles apoyo y consejos. De otra forma, no tienes que contarles a tus compañeros de trabajo lo que haces en tu horario de descanso si no quieres, pero sí deberías decírselo a tu supervisor(a).

Aunque es probable que tu jefe esté consciente que debe proporcionarte los descansos para sacarte la leche, no está demás que le garantices que tu plan de extraerte leche no interferirá en tu trabajo. De hecho, es posible que te vuelvas aún más productiva (muchas mamás que trabajan lo son).

¿Cómo puedo evitar que mis pechos goteen en el trabajo?

ropa interiorDurante las primeras semanas tras haber regresado al trabajo, probablemente tendrás los pechos muy llenos, sobre todo en los horarios en que solías amamantar a tu bebé, y podría salirte un poco de leche. Si te extraes leche con regularidad — digamos que lo hagas en tu descanso de la mañana, durante el almuerzo y luego en el descanso de la tarde — por lo general esto evitará que tus pechos goteen. Usa almohadillas protectoras dentro del brasier para evitar que se te manche la ropa.

¿Qué puedo hacer si tengo que viajar por cuestiones de trabajo?

No deberías de abandonar la lactancia sólo por el hecho de que viajas por cuestiones de trabajo, aun si lo haces constantemente y no te acompaña tu bebé. Podrías extraerte algunas tomas para dejar en casa mientras estás de viaje y llevar contigo el extractor. Aunque tengas que desechar la leche que te extraigas estarás manteniendo la producción para cuando regreses.



Referencia: http://espanol.babycenter.com/a4300016/la-lactancia-y-las-madres-que-trabajan#ixzz3mn3YksD6

Por qué es importante que te alimentes bien cuando estés embarazada

ropa interior

¿Alguna vez te has preguntado cómo puede ser razonable ganar de 25 a 35 libras (promedio) durante tu embarazo, cuando un bebé recién nacido solamente pesa una fracción de esa cantidad? Aunque puede variar de mujer a mujer, a continuación detallamos como esas libras pueden acumularse:

  • 7.5 libras - peso promedio del bebé
  • 7 libras - las proteínas, grasas y otros nutrientes almacenados en el cuerpo de la madre
  • 4 libras - sangre adicional
  • 4 libras - líquidos corporales adicionales
  • 2 libras - aumento de tamaño del pecho
  • 2 libras - aumento de tamaño del útero
  • 2 libras - líquido amniótico que rodea al bebé
  • 1.5 libras - la placenta

Por supuesto, los patrones de aumento de peso durante el embarazo varían. Es normal ganar menos peso si empiezas el embarazo con más peso, y ganar más peso si vas a tener mellizos o trillizos - o si estabas baja de peso antes de quedar embarazada. Más importante que el peso es de lo que están compuestas esas libras adicionales.

Cuando tu estás embarazada, lo que comes es la fuente primordial de la nutrición de tu bebé. De hecho, el vínculo entre lo que tu consumes y la salud de tu bebé es hoy mucho más fuerte de lo que una vez se pensó. Por ello los doctores ahora dicen, por ejemplo, que no se debe tomar nada de alcohol durante el embarazo.

Los alimentos adicionales que consumas no deberían ser simplemente calorías vacías - deben proveer los nutrientes que tu bebé necesita para crecer. Por ejemplo, el calcio ayuda a desarrollar y a mantener los huesos y los dientes fuertes. Mientras tu estés embarazada, todavía necesitarás calcio para tu cuerpo y calcio adicional para tu bebé en desarrollo. De igual forma, te harán falta una mayor cantidad de nutrientes básicos de los que necesitabas antes de quedar embarazada.


Una base de nutrición para las mujeres embarazadas

Independientemente de que tu estés o no estés embarazada, una dieta saludable incluye proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y mucha agua. El gobierno de los Estados Unidos publica pautas de nutrición que pueden ayudarte a determinar cuántas raciones de cada grupo de alimentos debes comer cada día. Comer una variedad de alimentos en las proporciones indicadas es un buen paso para mantenerse sano.

Las Etiquetas de los Alimentos informan sobre el tipo de nutrientes que hay en las comidas que consumes. Las letras RDA, que se encuentran en estas etiquetas, significan en Inglés Recomendación Diaria Permitida, o la cantidad de nutrientes recomendados para tu dieta diaria. Durante el embarazo, las recomendaciones RDA son mayores.

A continuación detallamos algunos de los nutrientes más comunes que necesitas y sus valores correspondientes:


Nutriente Necesario Para Las Mejores Fuentes
ProteínasCrecimiento de las células y producción de sangre Carnes magras, pescado, pollo, claras de huevo, habas, mantequilla de maní, tofu (soja)
Carbohidratos Producción diaria de energía Pan, cereales, arroz, patatas, pasta, frutas, vegetales
Calcio Huesos y dientes fuertes, contracción de los músculos, funcionamiento de los nervios Leche, queso, yogurt, sardinas o salmón con espinas, espinacas
Hierro Producción de glóbulos rojos (necesarios para prevenir la anemia) Carne roja magra, espinacas, panes y cereales enriquecidos con hierro
Vitamina A Piel saludable, Buena visión, huesos fuertes Zanahorias, vegetales de hojas verdes, patatas dulces (batatas)
Vitamina C Encías, dientes y huesos sanos; ayuda a absorber el hierro Frutos cítricos, brécol, tomates, jugos de fruta enriquecidos
Vitamina B6 Desarrollo de glóbulos rojos, utilización efectiva de las proteínas, grasas y carbohidratos Cerdo, jamón, cereales integrales, bananas
Vitamina B12 Desarrollo de glóbulos rojos, mantenimiento de la salud del sistema nervioso Carne, pollo, pescado, leche (Nota: los vegetarianos que no consumen productos lácteos necesitan un suplemento adicional de vitamina B12)
Vitamina D Huesos y dientes sanos; ayuda a la absorción del calcio Leche enriquecida, productos lácteos, cereales y panes
Ácido Fólico Producción de sangre y de proteínas, efectiva función enzimática Vegetales de hoja verde, frutas y vegetales de color Amarillo oscuro, habas, guisantes, frutos secos
Grasa Almacenamiento de energía corporal Carne, productos lácteos como la leche entera, frutos secos, mantequilla de maní, margarina, aceite vegetal (Nota: limita el consumo de grasa a 30% o menos de tu ingesta diaria de calorías)





Deseas Ver nuestros otros Consejos?